Las cejas son elementos integrales en la forma de la cara y en la expresión de las emociones, además tienen un patrón de cabello complejo (tiene varias direcciones y está colocado en diferente posición y con forma distinta en hombres y mujeres).

Todas estas características hacen del microinjerto de cejas un reto que solo debe ser realizado por auténticos profesionales.

Es un tratamiento no doloroso, que se realiza de forma ambulatoria

Te lo recomendamos si:
  • Si estás buscando recuperar el vello de tus cejas, de una manera natural y duradera, es la solución más eficaz.
  • Quieres recuperar la densidad de tus cejas que se ha perdido, por la edad o una enfermedad.
  • Si una vez realizado el diagnóstico decides repoblar aquellas zonas de las cejas con menos densidad.

Expertos en trasplante capilar

Deja tu caso en manos de profesionales. 

En clínica capilar Ciudad Real, somos expertos en microinjerto capilar y en la técnica FUE.  Estudiaremos tu caso y te propondremos una solución personalizada.

Proceso del microinjerto de cejas

El proceso de este trasplante de cejas, en realidad, es casi igual que los microinjertos en la cabeza. Se siguen los mismos pasos y protocolos, aunque para esta zona hay algunas diferencias sobre todo en cuanto al diseño y la manera de implantar los folículos. Para el caso de las cejas se implantan las unidades foliculares que contienen un solo pelo y hay que darle un diseño y orientación específica para conseguir así un resultado 100% natural.

En este trasplante aunque la zona es muy pequeña, es una zona muy laboriosa que requiere unos conocimientos muy específicos de este área, hay que tener en cuenta la disposición capilar y orientación en cada una de las partes por las que está formada la ceja: base, parte alta y extremo, además de las características del folículo, hay que implantar con la dirección correcta y el equipo quirúrgico debe de tener mucha habilidad y experiencia si queremos conseguir unos resultados estéticos deseados.

Para el trasplante de cejas, los pelos se obtienen de la misma zona donante que para un microinjerto capilar de cabeza. Se busca la zona con mejores características y de ahí se extraen las unidades foliculares que cumplen los requisitos para poder ser implantados en las cejas. Este pelo seguirá creciendo al mismo ritmo que si estuviera en la cabeza, mucho más rápido que la velocidad de crecimiento del pelo de las cejas.
Pero al cabo de un tiempo, cuando han pasado 1-2 años, el cabello se adapta a su nueva zona receptora, que adoptará las características de la zona, por lo que irá creciendo cada vez más lento como si fuera pelo nativo de la ceja, y además irá volviéndose cada vez más grueso.

¿Buscas la solución más eficaz y permanente para recuperar tus cejas? Ponte en contacto con nosotros y nuestros especialistas te informarán sin compromiso.

El paciente puede hacer vida normal inmediata. 

Los cuidados post-operatorios que conlleva esta intervención son muy fáciles de realizar. Tenemos que limpiar muy bien las pequeñas cicatrices con suero además de evitar el sol en la zona durante tres semanas

 

Reserva ya una cita totalmente
Abrir chat
Enviar Whatapp
Solicita tu valoración gratuita.